¿Qué ocurre si se cae un anillo de boda?

0
124
Qué ocurre si se cae un anillo de boda

Si alguna vez has asistido a la boda de un amigo, sabrás que es algo muy importante. Es uno de esos acontecimientos de la vida que suelen llamar tu atención.

Si eres el novio o la novia, esto significa intentar que nada falle en la ceremonia o la recepción. Sin embargo, por mucho que se planifiquen estas ocasiones, siempre hay cosas que ocurren en el último minuto, como perder el anillo de boda. ¿Qué pasa si se cae la alianza? Si alguna vez has asistido a la boda de un amigo, sabrás que es todo un acontecimiento.

Es uno de esos acontecimientos de la vida que suelen llamar la atención. Si eres el novio o la novia, esto significa intentar que nada falle en la ceremonia o el banquete.

 

Si ocurre antes de la ceremonia, lo mejor es pedir a alguien del público que te lo guarde. También puedes pedirle a tu dama de honor o a tu padrino que lo vigilen durante la ceremonia.

Si se te cae el anillo antes de la ceremonia, lo mejor es pedir a alguien del público que te lo sujete. También puedes pedirle a tu dama de honor o a tu padrino que lo vigilen durante la ceremonia.

No te preocupes demasiado por la pérdida de la alianza. Seguro que aparece en algún momento. Si ocurre durante la ceremonia, lo mejor es pedir a alguien del público que lo vigile por ti. También puedes pedir a tu dama de honor o a tu padrino que lo vigilen durante la ceremonia. Si se te cae el anillo antes de la ceremonia, lo mejor es pedir a alguien del público que te lo sujete.

Si ocurre durante la ceremonia, no te preocupes demasiado. Deberías prestar más atención a tus votos y a tu futura esposa que a tu anillo.

Si ocurre durante la ceremonia, no te preocupes demasiado. Deberías prestar más atención a tus votos y a tu futuro cónyuge que a tu anillo. El objetivo de casarse es comprometerse delante de la familia y los amigos, no sólo llevar una joya en el dedo.

Si te preocupa perderlo antes de ese momento, pídele a alguien cercano (como un ujier o una dama de honor) que te lo guarde hasta que hayas pronunciado esas palabras mágicas: “Sí, quiero”.

Sin embargo, si esto ocurre después de todo lo que se ha dicho y hecho… ¡puede que tengas algún problema por delante! Lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto con tu joyero, que podrá decirte cuánto te costará sustituir la piedra. Si el anillo fue fabricado por una de esas empresas online que crean piezas a medida por unos 50 dólares y luego las venden por miles de dólares, puede que no sea un gran problema.

Sin embargo, si se trata de una reliquia o simplemente de algo muy valioso (por ejemplo, de Tiffany’s), esto podría tener graves repercusiones.

Si lo pierdes después de la boda, llama inmediatamente a tu joyero o a tu compañía de seguros para que reclamen el siniestro.

Si pierdes tu alianza después de la boda, llama inmediatamente a tu joyero o a tu compañía de seguros. No te demores. Si reclamas y no lo encuentran, te reembolsarán su valor.

Te sorprenderá saber que esto se aplica incluso si has perdido el anillo durante la ceremonia, es decir, si no lo han encontrado enseguida y lo han descubierto más tarde, cuando otra persona estaba limpiando su coche o algo parecido.

De hecho, en algunas pólizas no hay límite de tiempo para reclamar por objetos perdidos; siempre que haya una prueba de compra (o si alguien lo ha encontrado), la compañía de seguros pagará la cantidad que se pagó originalmente por ese objeto en el momento de la compra.

Lo más importante del matrimonio es presentarse con todos los dedos de las manos y de los pies.

Lo más importante del matrimonio es presentarse con todos los dedos de las manos y los pies. Esto significa que cuando estás en medio de una discusión con tu pareja, no está bien que él o ella pierda los nervios y tire su anillo de boda por la habitación.

¿Qué ocurre si esto sucede? En primer lugar, que no cunda el pánico. Y en segundo lugar: hablemos de lo que puede pasar si se cae en algún sitio que no sea una mesa o el suelo, donde se pueda encontrar fácilmente (que sería lo ideal).

Conclusión

Si tienes la suerte de casarte, debes saber que perder la alianza es algo que puede ocurrir. Si ocurre, no es el fin del mundo, pero significa que tienes trabajo por delante si quieres sustituirla.

Si pierdes tu alianza, lo mejor que puedes hacer es mantener la cabeza fría. Que no cunda el pánico ni empecéis a culparos mutuamente de este desafortunado suceso. En lugar de eso, mirad la situación con objetividad e intentad trabajar juntos para encontrarlo lo antes posible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 9 =

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.