¿Qué está estudiando y por qué decidió especializarse en esa materia?

0
54
Qué está estudiando y por qué decidió especializarse en esa materia

Cuando se trata de estudiar, no existe la talla única. En la escuela aprendí que la mejor manera de descubrir lo que te gusta y cuál es tu sitio es probar cosas nuevas y asumir riesgos. Cuando estaba en el instituto, una amiga me animó a solicitar unas prácticas en una productora de Londres.

Ella había hecho prácticas allí anteriormente y le había gustado mucho, tanto que acabó trabajando allí a tiempo completo cuando terminó la universidad. Al acabar la carrera, decidí volver a casa (había estado viviendo en el extranjero) y acepté otro trabajo como ayudante de montaje en otro proyecto.

Estudié cine y vídeo en la universidad, y descubrí que era una buena opción para mí.

Estudié cine y vídeo en la universidad y me pareció que encajaba bien. Me gustó el curso y me pareció interesante. El tema también me interesaba; quería aprender más sobre él porque hay muchos aspectos diferentes del cine que se pueden estudiar más a fondo.

También me gustó la gente que estudiaba conmigo en este curso; eran divertidos, amables y serviciales, además de apasionados del cine, lo que hizo que el aprendizaje fuera aún más agradable.

Ya había trabajado con el cine en la escuela y me gustó bastante, así que supe que quería seguir estudiándolo.

Ya había trabajado con el cine en la escuela y me gustaba mucho, así que supe que quería seguir estudiándolo. Fui a clases de cine en el instituto y eran mis asignaturas favoritas, así que cuando llegué a la universidad decidí especializarme en cine.

Sabía que quería estudiar algo creativo, pero no sabía qué.

Sabía que quería estudiar algo creativo, pero no sabía qué.

Siempre me habían gustado las clases de arte y se me daban bien.

Me gustaban el dibujo, la pintura y la fotografía. Pero la idea de una carrera artística no me atraía tanto como otra cosa: un trabajo en el que pudiera utilizar mi creatividad pero también ganarme la vida para mí y mi familia.

Así que cuando llegó el momento de solicitar plaza en la universidad, empecé a buscar programas que me permitieran hacer ambas cosas: aprender diseño y, al mismo tiempo, poder encontrar trabajo después de graduarme (o incluso durante la carrera).

Cuando estaba haciendo el bachillerato, una amiga mía hizo prácticas en una productora de Londres, donde trabajó en películas como El discurso del rey.

Cuando estaba en el instituto, una amiga mía hizo prácticas en una productora de Londres, donde trabajó en películas como El discurso del rey.

Yo ya había trabajado con cine en la escuela y me gustaba mucho, así que sabía que quería seguir estudiándolo.

Sin embargo, mi primer año en la universidad fue todo un reto académico porque teníamos que cursar muchas asignaturas diferentes antes de elegir nuestra especialidad. Pero una vez elegida mi especialidad (Estudios Cinematográficos), todo fue más fácil y divertido.

Disfrutó mucho allí y me animó a solicitar puestos similares.

Cuando estaba en la universidad, mi padre trabajaba para una empresa que buscaba contratar a alguien con sus aptitudes. Le gustaba mucho trabajar allí y me animó a solicitar puestos similares.

Cuando terminé la universidad, me enteré de que su empresa volvía a contratar personal. Esta vez me avisó de la vacante antes de que nadie pudiera cubrirla. Fue una buena oportunidad porque me dio experiencia informática y me ayudó a mejorar mi currículum.

Acabé trabajando como ayudante de montaje en una película de terror al final del duodécimo curso.

Acabé trabajando como ayudante de montaje en una película de terror al final del duodécimo curso. No tenía ni idea de lo que estaba haciendo y, al principio, había tanto metraje que me sentía abrumado por todo.

Pero con el tiempo mejoré en mi trabajo y aprendí de todos los que me rodeaban, que llevaban años en esto.

Aprendí lo importante que es tener buenas dotes de comunicación cuando trabajas con gente de cualquier campo, sobre todo si quieres tener éxito.

Cuando terminé la carrera, decidí volver a casa (había estado viviendo fuera, en Londres, mientras estudiaba) y acepté otro trabajo como ayudante de montaje en un proyecto diferente.

Cuando terminé la carrera, decidí volver a casa (había estado viviendo en Londres mientras estudiaba) y acepté otro trabajo como ayudante de montaje en un proyecto diferente.

Me seguía interesando el cine, pero no sabía cómo seguir.

Finalmente, encontré un programa de un colegio comunitario que ofrecía un certificado en dirección cinematográfica y me matriculé.

Las clases se impartían una vez a la semana durante seis meses y abarcaban desde la redacción de guiones y la dirección de actores hasta el montaje de películas, ¡y esta vez funcionó!

Las personas a las que les va bien en la escuela pueden encontrar trabajos relacionados con sus estudios

Así que, si buscas una carrera que te permita utilizar tus habilidades, entonces estudiar es el camino a seguir.

Estudiar no sólo puede ayudar a encontrar trabajos relacionados con los estudios (por ejemplo, si alguien quiere ser médico), sino que también le ayuda a encontrar trabajos que le gusten.

Si hay algo más importante que el dinero y el prestigio en la vida, es encontrar algo que tenga sentido y un propósito, y esto se puede hacer a través de la educación.

Conclusión

Si te interesa estudiar cine, te recomiendo que lo hagas en una universidad con un buen programa. Es importante que encuentres uno que se ajuste a tus intereses y objetivos para que puedas sacarle el máximo partido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.