¿Cuál es el lugar del ser humano en la naturaleza?

0
153
Cuál es el lugar del ser humano en la naturaleza

Los humanos somos increíblemente adaptables y hemos encontrado formas de vivir en todos los entornos de la Tierra. Incluso hemos colonizado otros planetas y lunas.

Pero nuestra capacidad para vivir en entornos extremos tiene sus límites, ya que somos criaturas muy sensibles con muchas necesidades que no pueden satisfacerse en un único hábitat.

Los humanos tenemos una larga historia de vida en estrecha proximidad con la naturaleza.

Antaño vivíamos en pequeñas tribus de cazadores-recolectores, viajando de un lugar a otro y siempre en movimiento.

Estas sociedades dependían de su entorno para sobrevivir, lo que significaba que tenían que vivir y adaptarse a sus muchos desafíos: temperaturas extremas, falta de alimentos y agua, animales peligrosos, enfermedades y mucho más.

El Homo sapiens es, con diferencia, la especie más aventurera del mundo

Los humanos somos, con diferencia, la especie más aventurera del mundo.

Nos hemos extendido por todos los rincones de nuestro planeta e incluso nos hemos aventurado en el espacio, donde ninguna otra criatura ha llegado antes que nosotros.

Se trata de un rasgo que sólo compartimos con otra especie: nuestro pariente más cercano, el chimpancé.

Los chimpancés son también uno de los animales más aventureros de la Tierra, recorren largas distancias a través de sus selvas africanas nativas e incluso se aventuran en territorios vecinos para cazar comida o encontrar nuevas parejas.

La sociedad chimpancé es muy jerárquica y está dominada por los machos, pero eso no impide que las hembras tomen las riendas cuando lo necesitan.

Los humanos también tenemos un nivel de inteligencia extremadamente alto, que nos permite adaptarnos a casi cualquier entorno de la Tierra.

No sólo podemos sobrevivir en condiciones extremas, como desiertos y regiones polares, sino que también podemos vivir bajo el agua durante largos periodos de tiempo sin necesidad de respirar (siempre que haya agua).

Esto significa que no necesitamos ningún equipo o tecnología especial para explorar nuevos entornos: ¡simplemente usamos el cerebro!

Podemos estar causando una extinción masiva de especies.

Los humanos somos una especie clave, lo que significa que tenemos un efecto desproporcionado en el ecosistema.

Estamos causando una extinción masiva de especies.

Podemos estar causando una extinción masiva de especies.

Hay muchos ejemplos de animales y plantas en peligro:

  • El elefante africano está en peligro por la caza furtiva de marfil; se calcula que solo en 2011 murieron 30.000 elefantes (1).
  • Se calcula que cada año mueren un millón de tiburones debido al aleteo (2).
  • Más del 80% de todas las tortugas de agua dulce están en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat y a la sobreexplotación para los mercados de alimentos (3).

¿Qué nicho ocupa el ser humano en la ecología?

El ser humano es la especie más aventurera de la Tierra.

Hemos explorado todos los rincones del planeta y seguimos explorando nuevos territorios.

Puede que al hacerlo estemos provocando una extinción masiva de especies, pero es difícil imaginar a ninguna otra criatura asumiendo este papel en el gran plan de la naturaleza para todos nosotros.

¿Qué nicho ocupa el ser humano en la ecología?

El ser humano es una especie excepcionalmente adaptable.

Los humanos somos una especie excepcionalmente adaptable.

Podemos vivir en casi cualquier clima, desde la tundra helada al calor del desierto, desde las selvas tropicales a los desiertos áridos.

Nuestra capacidad para sobrevivir en entornos tan diversos nos ha ayudado a extendernos por todo el planeta y colonizar casi todos los continentes.

Los humanos también tenemos la flexibilidad no sólo de vivir en muchos tipos de hábitats diferentes, sino también de aprovechar una amplia gama de alimentos; somos omnívoros y hemos sido capaces de explotarlo todo, desde la carne y el pescado (u otros productos animales), recolectar plantas y frutas, cultivar cosechas como el trigo o el maíz… ¡incluso algunos insectos!

El hecho de que tantas personas en todo el mundo coman cereales significa que hay pocas probabilidades de que se mueran de hambre si ocurre algo que interrumpa su acceso a estos alimentos básicos: siempre habrá alguien a quien le sobren después de que termine la temporada de siembra y que podría compartirlos con otras personas que necesiten alimentos en tiempos difíciles.

Conclusion

En conclusión, los humanos somos una especie excepcionalmente adaptable.

Nos hemos extendido por todo el planeta, adaptándonos a todos los entornos y superando todo tipo de retos. Sin embargo, debemos tener cuidado de no sobrepasar nuestros límites como especie y poner en peligro a otras criaturas en el proceso.

Debemos tener cuidado de no sobrepasar nuestros límites como especie y poner en peligro a otras criaturas en el proceso.

Tenemos que pensar de forma crítica sobre el uso que hacemos de los recursos y asegurarnos de que no tomamos más de lo que nos corresponde.

Protegiendo a las especies en peligro de extinción, nos aseguramos de que sigan existiendo para las generaciones futuras.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.