¿Tienes recetas que te ayuden a preparar comidas para microondas?

0
48
Tienes recetas que te ayuden a preparar comidas para microondas

El microondas es uno de los electrodomésticos menos apreciados de la cocina. Aunque no tiene la versatilidad del horno o los fogones, puede salvarte la vida cuando tienes poco tiempo o no quieres calentar toda la casa.

Con ella puedes hacer desde palomitas y avena hasta hamburguesas y patatas asadas. Pero, ¿sabías que también puedes cocinar bacon, verduras y alitas de pollo en el microondas? Hoy vamos a aprender a utilizar esta práctica herramienta para algo más que para calentar las sobras o fundir el queso sobre la masa de la pizza.

¿Sabías que puedes usar tu microondas para cocinar cosas como bacon, verduras y alitas de pollo?

¿Sabías que puedes usar el microondas para cocinar cosas como beicon, verduras y alitas de pollo?

El microondas es una gran opción para algunos platos. Es especialmente útil si estás cocinando algo que necesita un poco de tiempo, pero no tanto como el que necesitaría un horno para hacerlo. Puedes utilizar el microondas para cocinar bacon, verduras y alitas de pollo.

Hay algunos consejos para utilizar este método:

Tal vez sí lo sepas y nunca lo hayas probado.

Tal vez lo conozcas y nunca lo hayas probado. En este artículo, le daremos algunas recetas que puede utilizar para cocinar alimentos en el horno de microondas.

Hoy vamos a aprender a utilizar el microondas para cocinar algunos de nuestros alimentos favoritos.

El microondas es una gran opción para algunos platos. No es la mejor opción para todos los platos, pero si necesitas calentar algo rápidamente o servirlo caliente y listo para comer, el microondas puede hacerlo por ti.

El microondas envía ondas electromagnéticas a través de los alimentos para calentarlos desde dentro.

Esto significa que los alimentos calentados en el microondas suelen quedar crujientes por fuera y tiernos por dentro, un contraste que los convierte en candidatos ideales para recalentar sobras o preparar aperitivos rápidos como palomitas o nachos (¡asegúrate de no quemarlos!).

En general, el microondas se considera una opción segura para recalentar alimentos. Sin embargo, no es tan seguro como cocinar los alimentos de otras maneras.

Por ejemplo, el microondas puede dejar intactas algunas bacterias y puede no matar las más resistentes al calor.

La clave está en la moderación: utilice este aparato con moderación para que los alimentos no se resequen por cocerlos demasiado tiempo a una temperatura demasiado alta.

Aquí tienes algunos consejos para cocinar en el microondas.

  • Utilice un plato apto para microondas.
  • No cocines sobre plástico.
  • No utilices utensilios metálicos.
  • No cocines en exceso ni recalientes los alimentos en el microondas.

El microondas es una gran opción para algunos platos.

El microondas es una gran opción para algunos platos. Las siguientes recetas son sólo algunas de las muchas que puedes hacer con tu microondas.

  • Palomitas en el microondas: Las palomitas de maíz son uno de los aperitivos más populares en Estados Unidos y son fáciles de preparar en casa haciendo estallar los granos en el microondas. Necesitarás 1/2 taza de granos de maíz sin reventar, 1 cucharada de mantequilla o margarina derretida y sal si lo deseas.

     

    Coloque todos los ingredientes en una bolsa grande de papel de estraza (también puede utilizar un recipiente hermético).

     

    Doblar varias veces la parte superior de la bolsa; colocar en un plato o fuente apto para microondas y cocer a potencia alta hasta que empiecen a saltar los granos; a continuación, apagar el fuego pero dejar la puerta abierta hasta que hayan saltado todos los granos (unos 2 minutos).

     

  • Sándwich de queso a la plancha en el microondas: Para preparar este clásico de forma rápida y sencilla, unta dos rebanadas de pan con mantequilla ablandada y pon encima de cada rebanada lonchas de queso (¡cuanto más queso, mejor!).

     

  • Junte las dos rebanadas de forma que ambos lados queden cubiertos de queso fundido y colóquelas en otro plato forrado con papel encerado;

     

    Cúbralas sin apretar con papel de plástico o de aluminio; caliéntelas durante unos 5 minutos hasta que estén calientes por todas partes, puede que necesite ajustar el tiempo de cocción dependiendo de lo grueso que fuera su pan cortado originalmente en trozos antes de volver a cortarlo en mitades horizontalmente haciendo un total de cuatro trozos por barra abiertos en plano como nos muestra este diagrama aquí….

Conclusión

Al final, todo depende de ti.

Si quieres utilizar el microondas como herramienta principal para cocinar, adelante. Puedes hacer comida estupenda en él y, ya que es tan fácil, ¿por qué no?

Pero si no quieres que tu comida contenga todos esos productos químicos, quizá deberías plantearte utilizar un método alternativo, como una olla a presión o una olla de cocción lenta.

La diferencia entre un horno microondas y un horno de convección es que este último dispone de ventiladores para hacer circular el calor alrededor de los alimentos de manera uniforme, lo que permite una cocción homogénea.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.